7 ago. 2009

El joven niño de las montañas

En una mañana fría, cerca de un pequeño pueblo muy cerca de una montaña. El cielo estaba cubierto por algunas nubes, era una simple mañana de invierno donde abundan las bebidas calientes y donde la gente enciende sus chimeneas para no pasar frio en sus hogares. Esa misma tarde un joven niño, de tan solo 10 años de edad, paseaba por el pueblo observando las cosas que sucedían a su alrededor, como volaban las aves en lo alto del cielo.
El joven caminaba por un pequeño sendero que iba hacia la montaña, en el camino se tropieza y deja caer una pequeña roca donde había en el suelo y esta golpea a otra haciendo que la segunda se deslice dejando un pequeño holló, una pequeña cueva. El joven niño llevaba consigo unas semillas para dar de comer a las aves que había en el lugar, en el camino la bolsa que llevaba con él se rompe dejando hacer algunas semillas, el se da cuenta y las guarda en otra bolsa y sigue su camino. Llega a una gran roca que había y se siente, desde allí se pueden observar el pequeño pueblo y le da de comer a las aves del lugar, varias de ellas vuelan rápidamente y se alimentan tranquilamente de las semillas que le da el niño… cae la noche al gran valle y el vuelve a su hogar para protegerse del crudo frio del invierno (…)
Han pasado varios años, el joven ahora es un adolescente y miles de cosas pasaron en esos años que transcurrieron. Sale de su casa y mira el cielo, ve como las aves vuelan en lo alto del enorme cielo azul… la luz del sol era cálida, las aves cantaban por doquier y se estaba preparando el pueblo para armar un festival por la llegada de la primavera (…) Hace el camino que había hecho hace unos años atrás, al caminar se da cuenta que donde estaba esa roca , que había dejado una pequeña cueva ahora es el hogar de unos conejos blancos , el se queda unos momentos mirándolos, mas tarde siguió su camino hasta aquella roca donde se sentó la ultima ves y ve que hay unos enormes arboles donde no había antes y al instantes se acuerda que la ves que camino por la montaña se le había roto la bolsa con las semillas y algunas cayeron al suelo. Ahora esos árboles es el hogar de varias aves y otros animales, llega hasta la roca y se puede ver todo el valle desde allí, el rio que cruza el bosque, el pueblo, los campos de cultivos y su hogar. Antes de volver al pueblo mira de nuevo el cielo pensando… “ si no me hubiese tropezado no se hubiesen movidos esas rocas y jamás hubieran existido esa pequeña cueva donde están esos conejos (…) y si no se me hubiese roto la bolsa , esos árboles no existirían y no estarías esos animales viviendo allí .. ¿Aquello que me sucedió fue destino o simplemente la casualidad de momento, aunque hayan pasado varias años? (…)
La noche cae en el valle y el vuelve a su hogar, se junta con los otros habitantes del pueblo y destejan la llegada de la primavera, pero el . aun sigue pensando si lo que sucedió fue “casualidad o destino”.

1 comentario:

  1. Que bien que jueges a los sims , yo tengo todas las expansiones.

    Si yo tengo amigos que se han comprado los sims y por n otener memoria en el pc les va muy muy lento los sims 3 a mi me van de maravilla.

    ResponderEliminar