27 abr. 2011

Natura

Tenebrosos calabozos en un cuento sin fin
Escapes sin salida, una realidad
Que parece ser un sueño más.
Una princesa llorando, soñando
Buscando a su príncipe azul.
Los años pasan, como año luz
De la tierra crece el fruto de la perdición
En el corazón crece la salvación

Enséñame a poder soñar.
Enséñame a poder volar
Dime el secreto (...)
y
explicame, como
A veces una simple sonrisa puede desequilibrarte por completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario